IPIRO

Regeneración dental.

Un equipo de investigadores de USA y China ha detectado una cadena de señalización de diversos genes que controlan la regeneración dental en roedores. Este trabajo, además, ha descubierto un nicho funcional donde las células madre dentarias permanecen estables, lo que permite el crecimiento constante de los incisivos. Este modelo genético abre las puertas a la comprensión de los mecanismos internos de la regeneración dental. Las coronas, los puentes y los rellenos podrían pasar a formar parte del pasado.

 

Según los autores, responsables de la diferencia de crecimiento entre incisivos y molares son dos vías diferentes de señalización. La vía BMP (proteína morfogénica del hueso con capacidad para inducir la formación de hueso nuevo) y la vía SHH (proteína de la familia hedgehog que interviene en la regulación de la formación de órganos). Ambas trabajan juntas para controlar el destino de las células madre epiteliales que darán lugar a los molares y a los incisivos de ratones y su crecimiento controlado.

Actualmente, si un diente permanente se daña, se rompe o sufre cualquier otro tipo de lesión que necesite ser reparada, puede ser reemplazado por prótesis convencionales fijas, removibles o implantes realizados con materiales sintéticos. Todavía no existe la posibilidad de regenerar la propia pieza dental. Imaginemos por un momento los beneficios tan importantes que supondría para nosotros esta posibilidad.

Los trabajos existentes han permitido realizar grandes avances en odontología. Estos estudios han empleado células madre de diversos tejidos dentales (dentina, extracto de pulpa dental de diversos dientes, extractos de ligamentos periodontales, entre otros) para obtener estructuras dentales. Los resultados han sido espectaculares y se han llegado a obtener dichos tejidos in vitro

El gran problema que se plantea la comunidad científica es que la regeneración es un proceso de formación que no está controlado en su totalidad. La investigación de Chain y colaboradores se inicia con el conocimiento que hay sobre la dentadura de los ratones. A pesar de iniciarse con un proceso de desarrollo similar, los incisivos crecen continuamente mientras que los molares no. Esta es la extraordinaria aportación que hace este grupo de investigadores y dan a conocer los mecanismos internos que hacen funcionar y controlar a las células madre responsables de la formación de dientes.

Para ello, comparan las células madre que darán lugar a los incisivos con las que darán lugar a los molares, que al igual que sucede en humanos, frenan su desarrollo después de la formación de la corona. Los resultados que obtuvieron les permitieron determinar que la red de señalización existente en el proceso de formación dental, constituida por genes y proteínas (BMP-Smad4-SHH-Gli1), son las que indican el destino de las células madre que darán lugar a molares y a incisivos de ratones.

 

Fuente: tendencias21.net

Fotografía: PhotoXpress

0 Respuestas en Regeneración dental."

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

IPIRO - Todos los derechos reservados.